foto excavando

“Cuidado con dejarse tomar fotos que nos pueden parar la obra”: Capataz de Harco Constructions

Por Elizabeth Mora-Mass

foto del derrumbe
Foto de la base antes del derrumbe

New York. En una emotiva declaración, el hombre que estaba encargado de hacer las excavaciones en la edificación donde falleciera en forma trágica Carlos Moncayo, el trabajador inmigrante aplastado por un alud, dijo que el capataz de Harco Constructions, les dijo que se cuidaran que alguien podía tomar una foto y enviarla al Departamento de Edificaciones de la ciudad.

“Alfonso (Prestia) nos dijo que construyéramos esta caja (donde van las bases del edificio) rápido ya que “por aquí estamos rodeados de ventanas y alguien puede tomar una foto y enviarla al Departamento de Edificaciones de la ciudad y nos paran la obra”. Alfonso quería que termináramos rápido”, expresó Denval Parke (AKA «Lennox», testigo de la fiscalía, en la sala de la Suprema Corte.

Parker dijo bajo juramento que los tres encargados de la construcción: Alfonso Prestia, el capataz del contratista general, Harco Constructions; Wilmer Cueva, el capataz de Sky, el subcontratista encargado de hacer las excavaciones y construir la base de la edificación y Christian Osofu, el ingeniero interventor, hablaron por unos minutos.

“Luego, el ingeniero (Osofu) y Wilmer dicen algo. En ese momento, alguien grita “cuidado” y el muro se derrumbó. Ellos salieron corriendo. Carlos (Moncayo) estaba ahí., pero desapareció. Alguien pidió llamar al 911 y tratamos de sacarlo. Pero no pudimos”, aseguró Parker.

El alud de tierra lo reventó: Carlos Vargas, sobreviviente

En otro testimonio, Carlos Vargas, quien estaba con Moncayo, trabajando en la construcción de la base de la edificación, dijo en la corte que el alud de tierra, destruyó la humanidad de Moncayo.

“Cuando lo sacamos tenía el torso destrozado. El respiraba, pero se veía mal”, aseveró Vargas, un trabajador indocumentado, a quien la fiscalía le consiguió que la defensa no indagara sobre su estatus migratorio, lo cual fue aceptado por el juez Kirke Bartley, quien decidirá la suerte de Harco Constructions, ya que no hay jurado.

En la Corte Suprema, la madre de Moncayo, quien vino desde Ecuador para asistir al juicio, no podía contener las lágrimas.

Por el fallecimiento de Moncayo, la fiscalía acusa a Wilmer Cueva, el capataz de Sky Materials, a Alfonso Prestia, ingeniero  de Harco Construcctions, así como a ambas empresas de homicidio involuntario. Y a las mismas personas y empresas, de homicidio negligente y muerte por negligencia.

El juicio continúa con las declaraciones de otros trabajadores, testigos de la tragedia.

Fotos cortesía de la Organización Viento del Espíritu.

Deja un comentario