Naciones UNidas

Golpe a Maduro

Por Elizabeth Mora-Mass

Venezuela y el Nuevo Desorden de la Geopolítica Global

Nueva York- Los analistas aseguran que la reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que se realizó la semana pasada, con el fin de discutir el tema de Venezuela ha puesto en perspectiva clara el nuevo Desorden de la Geopolítica mundial:

1-      USA sigue unido a regañadientes con sus viejos aliados occidentales, los cuales a su vez viven crisis internas de gran magnitud originadas por el desempleo, los Tratados de Libre Comercio y las oleadas de migrantes que siguen llegando del Medio Oriente y de África.

2-      En la OEA, la mayoría de los países, con excepción México, Nicaragua y Uruguay, sigue la visión del Tío Sam sin chistar mucho; mientras que otros permanecen calladitos a la espera del rumbo que tome la situación.

3-      Al mismo tiempo los viejos Halcones estadounidenses que gestaron el escándalo Irán/Contra y la invasión a Irak, han vuelto a la Casa Blanca con más poder que nunca, encontrando en el régimen de Maduro al perfecto chivo expiatorio que le permite a Donald Trump demostrar su dureza contra sus adversarios en caso de que la construcción del muro en la frontera con México le falle y, de paso, le permite acabar con Cuba, Nicaragua y colateralmente con Bolivia, que apoyan a Venezuela debido a los subsidios petroleros que Caracas les ha otorgado a estas naciones por años.

4-      Además, está el agravante que Donald Trump es un Presidente que no sólo no lee informes de inteligencia, ignora los avatares de la geopolítica global, y el papel histórico de EE.UU, sino que desde que llegó a la presidencia ha sido acusado por los medios de comunicación, que él llama medios de noticias falsas, de seguir las instrucciones de Vladimir Putin a tal punto que ignora a sus propios jefes de inteligencia a quienes desmiente e insulta a través de Twitter, por no estar de acuerdo con sus planteamientos y recomendaciones.

El nuevo desorden global

Según expertos, la nueva geopolítica mundial comenzó a gestarse con el triunfo de Donald Trump. Aunque comenzó a verse muy claramente en la cumbre económica de Davos 2019, reunida hace un mes en Suiza adonde anualmente acuden los presidentes y expertos de las 20 economías más importantes del mundo.

En esta ocasión, no asistieron ni Donald Trump ni los titulares de Alemania, Gran Bretaña y Francia, debido a los problemas internos que viven en sus respectivos países.

Lo que sí fue palpable, fue que la fuerte unión entre USA y sus aliados, la cual les permitió mantener una férrea alianza por casi 80 años, desde la cual se gestó la caída del muro de Berlín y la desintegración de la Unión Soviética para imponer un sistema capitalista en diferentes facetas. La relación se ha deteriorado al máximo, aunque la situación obliga tanto a Donald Trump como a Europa Occidental a seguir en la alianza para tratar el tema de Maduro.

“Hemos vuelto a la guerra fría, lo que vivimos con Venezuela nos recuerda a lo que vivimos hace muchos años con Cuba: Los Estados Unidos tratando de sacar el comunismo de su patio trasero y en medio de todos los misiles que siempre han acompañado a las dos potencias”, dijo un experimentado diplomático mexicano que prefirió mantenerse anónimo.

Maduro vs Guaido

Es que quizá a lo que menos se han referido los medios es a los peligros que encierra la posible invasión a Venezuela. “Aquí no sólo estamos tratando con dos superpoderes nucleares que acaban de romper un pacto, sino que estamos hablando de dos mandatarios que representan las políticas filosóficas y económicas de los dos superpoderes: Un Maduro comunista y un Juan Guaidó capitalista. El régimen de Maduro, tal como fuera el Chavismo, representa el viejo sueño de la URSS de imponer el socialismo en todas partes del mundo. En tanto que el régimen de Guaidó, representa el volver al sistema capitalista, el regreso de la empresa privada y un poquito de los capitales de la oligarquía venezolana y de las multinacionales estadounidenses y europeas que se fueron del país o de territorio venezolano, las que producen bienes y servicios que los venezolanos necesitan para vivir. Además, Venezuela es un país inmensamente rico y aunque todo el mundo habla de carros eléctricos habrá carros mecánicos para largo y esos necesitan gasolina”, sostuvo el mismo diplomático mexicano. Sino en minerales escenciales como el coltán, oro, diamantes y otros metales y minerales necesarios para el desarrollo de armas nucleares, amplificadores de microondas, baterías de alto rendimiento, telecomunicaciones y computadoras.

En otras palabras, en este momento en Venezuela las tradicionales hegemonías capitalista y socialista se baten por el trofeo que será la imposición de uno de los sistemas, en el régimen de Caracas.

Juan Guaido, Venezuela
Juan Guaido, como presidente interino de Venezuela

El papel de la hermana República de Colombia en la imposición de Guaidó.

La labor de Colombia ha sido imprescindible para la influencia del gobierno de Trump en la región. Por años en la OEA, nadie le paraba bolas a la situación en Venezuela, pero con la subida de Iván Duque al poder fue otro cantar.

Con Duque, el gobierno de Bogotá se pone a la cabeza para las negociones y sacar al régimen de Maduro, debido a que John Bolton le habría dicho a los funcionarios colombianos que Venezuela se les puede convertir en una Siria y ya los colombianos sufren el desplazamiento de más de un millón de venezolanos en el territorio Colombiano.

Así las cosas, medios de comunicación como El País, de España, coinciden en afirmar que el embajador Francisco Santos se puso a la cabeza para coordinar el apoyo del Grupo de Lima, el cual le dio el ultimátum a maduro, cosa que fue impulsada por él. “Pero esto nos causó una profunda división y abrió la puerta para que se comenzara a gestar la posibilidad de una invasión para sacar a Maduro del poder. Nosotros creemos que en Venezuela un 40% apoya a Maduro y otro 40% quiere que se vaya, con un 20% hastiado y extenuado que quieren un respiro. Estanos mediando para evitar una guerra civil y derramamiento de sangre”, explicó un miembro de la delegación uruguaya.  

La Serranía del Perijá, en límites con Venezuela.

La compleja situación de la Serranía del Perijá

Quizá la situación más compleja, y a la que los medios no se han referido, es la Serranía del Perijá, situada entre Colombia y Venezuela, y la cual, según alegan quienes saben, es en gran parte tierra de nadie.

Allí cohabitan las FARC, el ELN, las Fuerzas Armadas de Venezuela, paramilitares de ambos países, las fuerzas regulares de Colombia y cantidades de aventureros llegados o para cultivar coca y amapola o para trabajar en las minas de coltán, material que se ha convertido en un producto mucho más valioso que el petróleo ya que es indispensable en todo lo que son las telecomunicaciones la telefonía celular, armas nucleares y computadores.

Las FARC llevan largo tiempo en territorio venezolano, al igual que el ELN, los paramilitares venezolanos y colombianos con grupos dedicados al cultivo procesamiento y distribución mundial de la heroína y la cocaína.

Los expertos sostienen que tanto guerrilleros como paras, si bien ideológicamente son enemigos, son aliados naturales para defender su territorio, el cual dicho sea de paso, no está controlado por las Fuerzas Armadas de Colombia ni por el Ejército Bolivariano. “De hecho, uno de los carteles más poderosos en este momento es el de los Soles; compuestos por militares venezolanos de alto rango”, afirmaba el informe del Departamento de Estado del 2017 sobre la situación de las drogas en el continente.

De igual manera, hay que tener en cuenta que los grupos anteriores ya no trabajan solos, sino que han conformado carteles de gran alcance, que la DEA desde el 2105 ha denominado como súper carteles debido a que integran fuerzas oscuras de muchos países con hombres y armamento en muchos casos superiores a de las mismas fuerzas regulares de sus países sede de sus actividades.

La agencia Reuters citó tres fuentes cercanas que aseguraron que un gran contingente de mercenarios rusos ya está en Venezuela al servicio de Maduro

¿Quién protege a Maduro?

En los medios también se ha venido hablando de la llegada de 400 mercenarios rusos para proteger a Maduro. “Por eso es nuestra preocupación. Los mercenarios rusos no llegaron a pasear”, aclaró el oficial mexicano.

Los mercenarios hacen parte del Grupo Wagner, empresa creada Dmitry Utkin, un ex oficial de origen ucraniano cercano a Putin, quien lo ha condecorado varias veces por sus servicios. Varios analistas coinciden en manifestar que Utkin, le ha prestado sus servicios personales a Putin en Siria, Ucrania, Sudán y le ha dado protección a varios amigos de Rusia como el presidente de la República Centroafricana.

“¿Ahora ustedes sí entienden el por qué de nuestros esfuerzos? Aquí estamos hablando de la Guerra Fría en toda su magnitud y con consecuencias tan graves como los fuera el de Bahía de Cochinos“, explicó el delegado uruguayo.

Según los expertos, los esfuerzos para sacar a Maduro comenzaron en septiembre del año pasado en la reunión del Grupo de Lima en Canadá. “Lo del Grupo de Lima lo entendemos. Pero, los Halcones de Washington, los congresistas anticastristas, convencieron a la delegación colombiana no sólo de ayudarlos, sino de prestar su territorio para la llegada los 5 mil soldados estadounidenses, portaviones, aviones y todo el material de guerra. Tenemos que evitar una confrontación porque a la misma Colombia no le iría tan bien: su democracia es demasiado frágil para aguantar un a embate como el que se viene”, vaticinó otro experto de un país hasta ahora permanece neutral.

2 comentarios sobre “Golpe a Maduro

  1. Muy interesante artículo .
    Tiene una visión global de los acontecimientos y da puntos de vista para cotejar.
    Ante lo complejo de las circunstancias, pone al lector a
    Reflexionar sobre el desenlace final.
    Felicitaciones.

Deja un comentario