foto de Santos y Timochenko

Como lamento no haber sido guerrillera

foto de dialogos de paz en Cuba
Santos en dialogos de paz en Cuba

Por Elizabeth Mora-Mass.

foto de Las FARC
Las FARC, fuerzas revolucionarias de Colombia

New York. “Creo que cometiste una estupidez cuando no aceptaste la propuesta de convertirte en parte de la guerrilla urbana, cuando te lo ofrecieron en 1979. Hoy tendrías la oportunidad de convertirte en una de las figuras políticas más importantes del país, me comentó un compañero de la universidad de Antioquia quien me llamó para conocer mi opinión sobre el Proceso de Paz.

“Seguro. Pero como decía mi abuela no era pa’ mi. Por haberme negado a ser guerrillera, no voy a recibir los beneficios de Juan Manuel Santos. Me quedé por fuera de recibir los dos milloncitos mensuales. Tampoco puedo solicitar los ocho millones para montar un negocio y me tengo que olvidar de la cobertura de salud. Ni siquiera puedo aspirar a ser congresista, diputada o concejal. Ni siquiera puedo aspirar a reengancharme en mi antiguo cargo”.

Resulta que cuando yo estudiaba en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Antioquia, al mismo tiempo trabajaba en las relaciones públicas del Concejo de Medellín.

foto de Bernardo Guerra Serna
Bernardo Guerra Serna, el gran cacique de la política colombiana.

El presidente del cabildo era Bernardo Guerra Serna, el gran cacique de la política colombiana. Como él era el mero mero, ocupaba otros cargos tan importantes como el Presidente del Congreso de Colombia, Coordinador Nacional de la Comisión Política Central, Director de Campaña del Partido Liberal y el gran Elector Nacional con 396 mil “voticos» contantes y sonantes.

Fue por esta causa que algunos compañeros militantes de la guerrilla urbana me invitaron a vincularme con ellos.

“Ni riesgos”, les dije. Yo siempre he sido consecuente con mis ideas y no podía estar con el Establecimiento al mismo tiempo que tendría que hacer arengas contra los “explotadores”.

foto de Enrique Santos Castillo
Enrique Santos Castillo, padre de Juan Manuel Santos, abogado y periodista colombiano, nacido en Tunja, Boyacá.

Creo que me perdí la gran oportunidad de mi vida. Si hubiera aceptado no me hubieran echado del Concejo de Medellín cuando el partido liberal perdió las elecciones. Ni siquiera Pablo Escobar me hubiera expulsado de Colombia, pues con don Enrique Santos Castillo, el papá del presidente, yo no hubiera tenido la más mínima posibilidad de hacer mis prácticas periodísticas en El Tiempo.

Aunque estoy segura de que va a ganar el Sí, así pierda frente al NO en las grandes capitales y en el exterior, no dejo de preocuparme.

Y me preocupo por lo que está pasando en la comunidad colombiana. Doña Luz Carreño ha sido vinculada de nuevo a Colombia nos une y según dicen las malas lenguas está dando más palo que nunca. Un amigo en común me contaba que hasta a Don Jesús Galvis, el dirigente que hizo la revolución política colombiana en New Jersey, lo amenazó con ponerlo en la Lista Negra por no haber querido ir a aplaudir las propuestas del presidente Santos.

Hace cuatro años Doña Luz coordinó la famosa lista VIP, cuya metodología se le aplicó hasta a Don Orlando Tobón para no dejarlo entrar al recinto donde se presentaba el presidente Santos.

El Doctor Jaime Buenahora, Doña Luz y los demás miembros de su equipo, acusaron a todos los colombianos que no hacíamos campaña por Jaime Buenahora, de ser narcos, lavadores de dinero, prostitutas y bailarinas exóticas.

foto de Jaime Buenahora
Jaime Buenahora, abogado y político colombiano

Fue tal la mano de palo que les dieron a los Uribistas, que algunos hasta se voltearon para apoyar el sí.

Seguramente que el dos de octubre en los consulados habrá franquichuela y habrá comelona. Otra celebración que me voy a perder, porque lo más seguro es que no me inviten.

Pero termino esta nota preguntándole al Doctor Buenahora, a Doña Luz y a los distinguidos miembros de su cúpula política, cómo se sienten defendiendo al cartel más grande que tiene Colombia, según la DEA son la FARC, cuando la Lista Negra de los colombianos del Area Metropolitana de New York, la armaron sobre la base de que todos los uribistas de alguna manera tenían un pasado tenebroso relacionado con el narco.

Esas son las que arden decía una vieja partiendo leña. Ahí les dejo ese trompo en l’uña…

Deja un comentario