foto de Lauren Ashley Kerr

Un espectáculo inolvidable sostenido por el esfuerzo latino

El Clásico Belmont Stakes

Por Elizabeth Mora-Mass

foto de Ashley Lauren Kerr
Ashley Lauren Kerr la mas elegante de la carrera del Belmont Stakes

New York. Es una de las carreras hípicas más clásicas de los EE.UU. Es el broche de oro de la Triple Corona. Por eso lo llaman “El examen de los grandes”.

Es un desfile de elegancia y buen gusto. Pero también de comodidad y desenfado.

Todo gira en torno a los caballos, los cuales son mimados, son más que cuidados, por cientos de manos de hombres y mujeres de origen hispano.

El día de la carrera al Belmont, llegan las mujeres mas cucas y mejor vestidas de todo el país. Por eso Longines tiene su concurso de la “Mujer Longines”. La seleccionada, se lleva un precioso reloj de oro y diamantes. Este año la ganadora fue Ashley Lauren Kerr.

Los latinos protagonistas

foto de Miss New Jersey USA 2016
Miss New Jersey USA 2016 Jessielyn Palumbo una de las asistentes del Belmont Stakes quien fue jurado del concurso de Longines

Sin embargo todo ese mundo refinado y de elegancia descansa sobre las manos de los latinos que trabajan en el parque. Sin ellos no funcionaría el hipódromo. Son los encargados de cuidar los caballos, de bañarlos, de alimentarlos, de darles el agua y suministrarles las vitaminas y proteínas que necesitan.

Además son los brazos latinos los encargados de mantener la enorme edificación y sus aledaños.

Los hispanos son los Hot Walker (los que caminan los caballos) casi siempre son mujeres. De igual manera son latinos los corredores (quienes hacen los trabajos de los jockeys y entrenan los caballos todas la mañanas. Los grom también son hispanos.

De igual manera los jockeys también son latinos en su inmensa mayoría. El suyo es un mundo aparte de carreras y entrenamiento duro.

Es un mundo donde hay que mantenerse delgado, so pena de no tener trabajo. “Si un un jockey pesa más de 120 libras está gordo y va camino de perder el trabajo, afirma Raúl Muñoz, de Chile quien entrena caballos por la mañana.

Foto del concurso
Concurso Longines en Belmont Park

“Los jockeys sufren mucho con el peso. Comen poquito”, afirma Oscar Villegas, Mexicano de Gerrero, un grom (los encargados de coordinar la cuadrilla que cuida el caballo), con 28 años trabajando en Belmont y quien tiene el mayor número de caballos ganadores de todos los que trabajan en el mencionado hipódromo.

“Cuando tienen sobrepeso los jockeys toman pastillas para no comer. Otros se purgan. Otros ayunan y sudan”, cuenta Juán Muñoz, otro de los jinetes que entrenan los caballos por la mañana, quien afirma estar gordo porque está pesando 116 libras.

Entre los jockeys se destacan Vistor Espinosa, ganador de la Triple Corona del año pasado con American Pharoah, Mario Gutiérrez, ganador este año del Derby de Kentucky, quien en 2012 obtuvo triunfos en el mismo Derby de Kentucky y en el Preagnes con el caballo I’ll Have Anhother, el cual fue retirado horas antes de correr el Belmont Stakes.

También hay que nombrar a Javier Castellano, John Velásquez, Joel Rosario, Hirad Ortóz Jr., ganador este año del Belmont Stakes y muchos otros que se nos escapan.

Sin el trabajo de nosotros los hispanos, este chuzo, (Belmont Park) no funcionaría, afirma el peruano Juán Paredes.

“No es por nada pero nosotros somos esenciales (los Latinos)”, asegura Josefina Martha, una Hot Walkers de Atlisco, Puebla, quien trabaja hace 20 años en el Belmont.

Video realizado por Javiera Muñoz.

 

Deja un comentario