foto Policia de Dallas

Como en los años 60’s, la bandera sigue bañada en sangre

Por Elizabeth Mora-Mass

foto de Alton Sterling y Philando Castile
Alton Sterling y Philando Castile son los dos hombres negros muertos a mano de la policía de EE.UU.

New York. “Estamos viviendo de nuevo los años 60’s”, afirma Bárbara mi vecina de 75 años quien participara en forma activa en las marcha por los Derechos Humanos de esa época.

Según Jack, un veterano de guerra de 88 años “EE.UU vive en este momento otra guerra controversial, esta vez en el Medio Oriente. No sabemos a qué hora nos metimos en líos tan serios. Irak, Siria, Irán y Afganistán son contiendas tan controvertidas como la guerra del Vietnam.

foto de Alton Sterling
Alton Sterling, fatalmente baleado por la policía en Baton Rouge, Louisiana

Tanto ellos como mi familia están atónitos ante los hechos que vivimos, como policías blancos matando a jóvenes negros sin ninguna razón válida, tal como lo han mostrado los videos tomados por testigos presenciales de estas muertes publicadas una y otra vez tanto en los medios sociales como en la televisión.

A su vez, un veterano negro cuyo padre grita que no entiende porqué lo hizo y le quitó la vida a cinco policías en Dallas.

“En los años 60 tuvimos dos asesinatos que cambiaron la historia: el de John Kennedy, Robert Kennedy y el de Martin Luther King”, comenta Alicia, 65 años, madre de un policía blanco. “Mi hijo admite que los jóvenes negros corren más peligro que los jóvenes blancos cuando son detenidos.

foto del hecho en Dallas
Dallas, imagen del hecho

Lo que más los ha impactado es, a que ahora la racha de violencia es normal. Todos los días cuando me levanto y miro en la televisión los hechos del día, yo le pregunto a Dios ¿y ahora qué más va a pasar?. Es que aún cuando supuestamente hemos ganado los derechos humanos para todos, tal parece que no lo fuera. Si creen que estoy exagerando, analicemos la campaña republicana, dice Bob, quien a sus 80 años no puede entender lo que está pasando.

Mis viejos amigos y parientes estadounidenses dicen que ni en los peores momentos de la historia de los EE.UU. se imaginaron que después de los explosivos y sangrientos años 60, un bocón que habla como un matón de barrio que ataca sin piedad a los mexicanos, a los musulmanes, a las mujeres y a sus rivales. “Aún así nos disponemos a nombrarlo como el candidato republicano, a pesar de tener una agenda neonazi y que la base de su campaña sea el racismo”, afirma Albert . “Ese hombre puede traer la desestabilización total del planeta”.

foto de Philando Castile
Philando Castile, muerto por un policia en Minnesota, dentro de su carro al lado de su esposa e hija

Mis amigos aclaran que a pesar de toda la retórica inflamatoria de los años 60’s, “nadie iba a protestar armado con un rifle de guerra”, dice Stwart.

Para Jack lo más impresionante de lo ocurrido en la campaña política fue lo que pasó este año en Sacramento, supremasistas blancos que apoyan a Donald Trump, apuñalaron a media docena de manifestantes que protestaban contra el magnate.

foto Black Lives Matter
Black Lives Matter

En los últimos años, tal como pasó en los 60’s, policías en los diferentes Estados de la Unión, han asesinado a docenas de jóvenes afroamericanos desarmados, lo que le dio vida al movimiento Black Lives Matter.

El movimiento ha sido proscrito por Donald Trump y el ex alcalde Rudolph Giuliani quienes lo han tildado de “racista y violento”.

En estas elecciones como en las del 68, hay rabia entre los electores. En el 68 por la descriminación y la falta de oportunidades para las minorías.

En este 2016, la furia es por la falta de oportunidades, por las desigualdades y porque la recesión del 2008, dejó a millones de personas sin empleo, muchos perdieron sus casas, mientras que todos los esfuerzos de la administración Obama fueron para salvar a Wall Street y sus empresas.

“En los años 60’s, protestábamos por la guerra de Vietnam, no sólo porque era injusta sino perdida. Hoy día vemos que la guerra contra ICIS será eterna y no sabemos si la vamos a ganar.

Deja un comentario