Foto de Río

Cómo salvar unos Juegos Olímpicos en el Día Mundial del Deporte

LOS OLIMPICOS, EL ZIKA, EL PRÍNCIPE DE MÓNACO Y LA PRESIDENTE DE BRASIL

Por Elizabeth Mora-Mass

Naciones Unidas
Naciones Unidas

Naciones Unidas, New York. Este 6 de abril es el Día Mundial del Deporte, decretado por Naciones Unidas, en colaboración con el Comité Olímpico Internacional (COI), con el fin de incrementar el desarrollo y la paz en el Orbe. “Porque nada como el deporte para fomentar la fraternidad entre los hombres,”según la proclama de la Asamblea General de la ONU al aprobar la celebración.

Foto del Príncipe
Príncipe Alberto de Mónaco

El encargado de este evento mundial es el Príncipe Alberto de Mónaco, quien además de ser jefe de Estado de su país, es uno de los miembros mas influyentes del COI. Por todo lo anterior, los días previos a la celebración de este día, han sido un corre-corre en Naciones Unidas.

Sin hacer ruido, la Asamblea General y los delegados del COI han estado en conversaciones debido a la difícil situación política y económica que enfrenta Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, país que vive una gravísima crisis, a escasos meses de los Juegos Olímpicos 2016, lo que amenaza la celebración de la justa olímpica.

Montaje
Río sede Juegos Olímpicos 2016

Sería la primera vez que las olimpiadas modernas no se celebrarían por motivos distintos a la guerra, lo que está causando pánico entre los Comités Olímpicos Nacionales, los atletas, la NBC—encargada del cubrimiento del evento, los medios nacionales que ya vendieron la publicidad local, calculada en billones de dólares—y las aseguradoras.

Hace dos semanas, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, PMDB, abandonó el gobierno de Rousseff, debilitando mucho más a la presidenta, cuyo partido—el Partido de los Trabajadores, PT— se encuentra sumergido en uno de los más graves escándalos por corrupción en la historia del país carioca.

El Congreso de Brasil ha abierto un proceso de destitución contra la Jefe de Estado, quien aparte del escándalo por corrupción —en la empresa petrolera Petrobras— lo que tiene en jaque al PT, salpicando en forma directa al ex presidente Luis Ignacio Lula D’Silva. La mandataria se ha tenido que defender, ya que es acusada de nombrar a Lula ministro, solo para protegerlo de las investigaciones.

Foto de Usain
Usain Bolt

Mosquitos, escándalos políticos y crisis económica. Además, el país vive una difícil crisis económica que amenaza con destruir todo lo que los gobiernos de Lula y Rousseff consiguieron en beneficio de los brasileños. Y por si fuera poco, el virus del zika, el cual hace estragos en esta nación, espanta a muchos de los atletas —mujeres y hombres jóvenes— que quieren tener una familia sana.

Foto de Michael
Michael Phelps

Así que mientras esperamos para saber si el jamaiquino Usain Bolt seguirá siendo el hombre más veloz del mundo y si el estadounidense Michael Phelps conseguirá más oros, tenemos que cruzar los dedos para que Rousseff, con la presión de Naciones Unidas y el Comité Olímpico Internacional, salga adelante y Brasil pueda realizar las Olimpiadas 2016.

Deja un comentario